Ojalá fijáramos la brisa, o quedara grabada la emoción, o hubiéramos podido sujetar la luz a la palabra; pero luz, emoción, brisa se acurrucan apenas a los pies del poema, besan su frente y enseguida rompen sus lazos, libres. Quedan las huellas que la poesía nos lega cuando camina sobre la disímil materialidad del lenguaje. Nosotros, apalabrados, seguiremos en un viaje vital dentro de la certidumbre de aquello que nos elude. El tiempo se encargará de lo que quede

sábado, 21 de noviembre de 2015

Inseguridad.

Las marcas dicen PROHIBIDO ESTACIONAR. Una pared de grasa y  otros edificios abandonados protegen el interior. En general,  funciona. Los piratas del asfalto pasan de largo.
Un sonido que sólo escuchan desde adentro indican que un intruso acaba de ingresar en el espacio privado. En su cara las cámaras de vigilancia descubren las marcas de la violencia.
La alarma chilla. El intruso ha avanzado. Un movimiento de su rodilla  tiene la potencia para forzar todas las puertas cerradas, los cinturones de castidad.
El aullido rojo me anuncia el contacto inminente. Las manos alertas,  las piernas despiertas, el cuerpo presto a alejar la guerra  de mi territorio.  Elaboro también un plan de retirada.
Trato de saludar  al  conocido superficial que me saluda. No es fácil ser cortés con el combate feroz entre fantasmas que  está cubriendo toda mi cara.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Buitre Septiembre





A ciegas escarbé,
guiada por la voz
del amado, alimento
amante entre el hielo.

Descubrí una memoria
fatal en el cuello:
en septiembre viven
buitres en mi pecho.

Ladrones de alegría
anidaron en septiembre
la mugre de los buitres
aún hiede en los sueños

¡Septiembre de muerte!

Ahora si puedo
y me niego ¡no quiero!
que despojes de brotes
el jardín de mi vientre.

Espanto el espanto
alumbro naranja
derrama dulzura
en la piel del pecho.

No daré aliento
reviviendo lo roto
Buitre Septiembre
di luz a Octubre.



Imagen de Offermoord. Mas dibujos en http://offermoord.deviantart.com/

miércoles, 2 de septiembre de 2015

La poderosa europa, nazi como siempre, causa genocidio otra vez.



http://www.independent.co.uk/news/world/europe/if-these-extraordinarily-powerful-images-of-a-dead-syrian-child-washed-up-on-a-beach-dont-change-europes-attitude-to-refugees-what-will-10482757.html

martes, 1 de septiembre de 2015

Grado Cero

Llegó la estampida.
Mordidas angustiadas, miedo atávico y su ciego
empujón sostenían
el amargo del polvo sobre el cuerpo.
¿Huían de un león, un helicóptero, el incendio?
Quizás una misma boca sonreía
ineludible
para todas las especies el diente infinito.
Pero la llovizna alivió al pecho
con la dulzura del agua y sus certezas:
que la estampida es nula en el momento justo
que otro aire entibiará a las bestias.
Como una anciana que camina
los que podrían ser sus últimos pasos
asoma su nariz a la vereda
el sol.

martes, 14 de julio de 2015

Fotos deshilachadas


Mirar el cielo mientras buscas el techo
creer que estas en peligro si alguien te mira
y habla de vos como si fueras un objeto, ausente
y dice «esta loca» y te señala
abarrotando el vacío
el miedo al espejo que te echa de lo público
por que estas loca, monstruo
y a los monstruos no se nos invita a los lugares públicos
lo público es para los locos lindos
no para nosotros
que no podemos sacar la basura de la pieza

que no podemos quebrar en nuestra cabeza lo que debe ser roto
por el miedo a no poder resistir
el dolor de quebrar lo que debe ser roto
el nudo que señala que estas loca
que a los locos feos que no viven dentro de los armarios
nadie nos quiere cerca del asado del domingo. 


¿y el dolor de resistir el miedo al dolor, 
y el dolor del dolor
y la furia después de resistir el miedo, el dolor,
y la herida del odio que te dejan las agujas vacías?

¿cómo se tejía el hilo?
¿cómo se montaban los primeros puntos?

Trataremos de no mirar las hojas
caídas del árbol en otoño.
Solo depositaremos algunas
al lado de los flecos de una bufanda
en el álbum 

de las fotos deshilachadas.

domingo, 14 de junio de 2015

Llega el tiempo de la partida

Partida
se juegan las cartas sobre la mesa

doblar el amor por la línea de puntos
y seguir las instrucciones
para romper el envase
por lo mas delgado

llevamos en nosotros 
el espacio de juego

un espejo nos mira
y otro
espejo que cuelga, caiman
miedo que desarma dientes,
caiman
miedo a quedar hablando
con las arañas
con las esquinas.

en este camino del jardín estéril

decía: aceptar lo inevitable

partida
decíamos
partida

miércoles, 13 de mayo de 2015

La sangre, la letra


La culpa es de la muerta
por llevar la falda corta
y las piernas tan abiertas
murmuran

Pero ¿desde cuando una falda
es un chaleco antibalas?
 

Todo importa poco
en la trompada que se viene
si el San Jorge esperado
hijo de patriarcado, sano
se enoja por que vos
muñeca de su placer
no hacés lo que él desea.

Lo se: nos enseñaron a querer
estar rosa en el castillo
esperar el príncipe
y respetar al rey
pero ojala
ninguna mas espere
hasta aprender a los golpes
a escapar de san jorges
para ponerse en la piel
de las otras víctimas
de la violencia de género.

miércoles, 6 de mayo de 2015

Madera de Coñac

Caen las hojas tras los años
amarillo derrame del invierno 
aquel que jugaba a ser otoño.

Gotas mas, cenizas menos
y otras ciertas pocas cosas  
permanecen. 
El Tigre lo sabía
y azotaba los muebles
y levantaba las orejas
cuando escuchaba un ronroneo 

de motor como el de tu peugeot.
Unas uñas cada tanto
repiquetean el cerámico 
y aunque giro la cabeza para ver  
sus 40 kilos de alegre perritud  
solamente percibo la estela 
de la sonrisa que disfruta
su celeste paseo perpetuo.  

Yo sé que a veces 
te mesás la paterna barba,  
y me sacás la lengua para tratar de animarme:
se te olvida que no siempre puedo verte 
se te olvida lo difícil de reírse
se te olvida la lente que encajona nuestro anhelo.

Te confieso que hace mucho 
te llamaba a los gritos y furiosa
reclamandole a la vida que nos deja  
la muerte que posibilita la vida: 
y aprendí, una vez muda,
a mirar de frente el brillo de la azada 
luego de que hubo cumplido su tarea.


Aunque sigo discutiendo con vos  
sobre todo durante las horas de trabajo
ahora destapo una botella de coñac 
para oler las maderas de tu otoño. 

Si moqueo cuando llega sus cumpleaños
es la alergia a las hojas amarillas.
Madera de coñac, repiqueteo de uñas
no es raro que me aferre a esos talismanes 
para no extrañarlos, 
tanto, tanto. 

sábado, 28 de marzo de 2015

S/t

In memorian M. S.
Aquel día de marzo extrañé
la ronda
habitual de las bestias
alrededor mío:
menos Felisa
que atraviesa los marcos
solo en pos
del desquicio del sexo,
los otros
animales de mi casa
estuvieron a los pies
del amigo.

Cuando llegó el momento,
con cuidado
él levantó al gato
remolón acomodado
en su falda,
acarició la cabeza del cachorro,
bromeó con nosotros.
Y se paró
para irse.