Ojalá fijáramos la brisa, o quedara grabada la emoción, o hubiéramos podido sujetar la luz a la palabra; pero luz, emoción, brisa se acurrucan apenas a los pies del poema, besan su frente y enseguida rompen sus lazos, libres. Quedan las huellas que la poesía nos lega cuando camina sobre la disímil materialidad del lenguaje. Nosotros, apalabrados, seguiremos en un viaje vital dentro de la certidumbre de aquello que nos elude. El tiempo se encargará de lo que quede

miércoles, 24 de agosto de 2011

Pagar

Pago, como siempre, pago
el precio de mantener incólumes los muros
dejar que sea el fantasma qien habite mis terrenos
impedir la entrada
a sangre y fuego

Se que vendrán solos los pasos
y que se iran, solos
a caballo de esta intensidad del cuerpo desbocado
que no soporta medianías
reconoce  la noche en el desborde
la desnutrición de los afectos
el poder del territorio
la piedra del discurso

hace mucho
que mis sábanas son de propiedad privada

no te darás cuenta del acto de entrega
qe he realizado
al levantar la barrera este centímetro

Alrededor, la alegría es un panfleto
Aprendo todos los días
lo qe genero cuando muevo una ceja
no pretendo olvidarme de tu cara dolorida
pero hay muertes qe necesitan velos quinquenales
y otras que suenan como la rotura de una taza

Como siempre mi angustia es la moneda
alto precio para el olvido
propio o ajeno.

5 comentarios:

  1. Que rotundo tu escribir Olguín, me gosta molto.

    ResponderEliminar
  2. me gustó mucho Ceci...todos pagamos algo. Cuesta el amor y el no amor. Se paga igual. Besotes nena.

    ResponderEliminar
  3. gracias, maxi!
    gracias nena. si, lo se... la impunidad no existe, pero creo qe sería hora de empezar a generar una política de abaratamiento de costos. :-/ besotes para vos.

    ResponderEliminar
  4. che! me gustó un montón. y sí, ¡abaratamiento de costos para todos! :P un besote

    ResponderEliminar
  5. ¡¡gruntita, gracias!! me había perdido con tu nuevo aka. te acordas una antigua discusión, al final, intencionado o no, todo es cacería... y el carnet de caza y pesca, el alqiler de los cotos, los armas y demás implementos al efecto no se si la inflacion o la caida de la bolsa, pero ¡por dior! ¡que costoso, todo!
    c. a. o

    ResponderEliminar