Ojalá fijáramos la brisa, o quedara grabada la emoción, o hubiéramos podido sujetar la luz a la palabra; pero luz, emoción, brisa se acurrucan apenas a los pies del poema, besan su frente y enseguida rompen sus lazos, libres. Quedan las huellas que la poesía nos lega cuando camina sobre la disímil materialidad del lenguaje. Nosotros, apalabrados, seguiremos en un viaje vital dentro de la certidumbre de aquello que nos elude. El tiempo se encargará de lo que quede

martes, 27 de diciembre de 2011

Por hoy, basta.

No entres, mi amor. Hay desorden, llanto y polvo por todas partes. Es qe estuve ordenando la casa, qe era un desastre. Si insistís en preguntar que es ese olor, te adelanto que el aire esta viciado de sangre muerta.
Bueno, abro la puerta. No te asustes pero debí decapitar varios fantasmas. Comprenderás: deseo hacer lugar para que el brillo de tu piel desborde la llave de luz.
Afilé un billete de cien con mi desconfianza. Acá, mirá: vos no lo conocerás, es la careta de G. El cuerpo se esfumó, ya quemo esto y ¡voilá! sólo queda ese montón de cenizas que barreré cuando termine.
Proviene de la peluca rala, no quiero dejar ni un vestigio de su cara de ratón. Si, el baño hiede mas que el resto. Son los escasos pelos lacios de la repulsión. Palitos chinos. Es lo único que jamás podré quemar: el juego perverso.
¿Por qué fruncís el ceño ante la urna de cristal? Sabés que es mi fantasma mas querido. A S lo maté mil veces y otras mil resucitó; esta vez será la última, mi vida. Un solo tajo, quirúrgico. Sin que sufriéramos demasiado. Me tomé el cuidado necesario para que la cicatriz no sea un rastro que pueda ser seguido; si no, corría el riesgo de un nuevo zombie. Umf, huele mal… se descompone con velocidad asombrosa. Pronto deberé tirarlo ¿Qué lo tire ahora? ¡Pruebo! ¡Oh, mirá con que facilidad vuela! ¡Maravilla, mi vida!
Aquí, sobre la cocina, los ruedos del resto. Astillas de madera para sus latidos vampiros. Un soplido alcanza.
Dame la mano, amor: descanso en tu casa. Tenés razón, mañana termino de ordenar los restos. Por hoy, basta.

lunes, 26 de diciembre de 2011

Versión humana 3.0

Lengüeteamos tantas palabras
para no multiplicar las miradas de la abuela
invertimos años en un título no deseado
que luego de obtenido, duerme
entre medias, bombachas y corpiños
apostamos la única vida que tendremos
en una ruleta rusa cargada con ancestros

para llegar mas tarde o mas temprano
con todos los reproches ya dejados como ofrendas a las lápidas
- o regados al oído del antiguo sordo -
a un atardecer o madrugada
en los cuales descubrimos
que hemos barrido el aeropuerto con los ojos de madre
que hemos servido la copa con la mano de padre
que la sangre nos ahoga desde adentro

que aunque jugamos otros juegos
queriendo o sin quererlo
no evitaremos ser version 3.0

que no debiera nadie matarse en el intento
de cortarle el cuello a quienes nos han parido.

jueves, 8 de diciembre de 2011

Bocacalle

Apagué con las manos
los incendios del semáforo.
Cerré la puerta del dolor
y dí contacto.
Así llegué a la bocacalle de un atajo.
En la esquina
donde el callejón sin salida 
se unía con una vereda rota
ha nacido una rayuela.

Ya pagamos buena parte del arreglo 
de los baches del asfalto.
No tenemos planos
ni nomencladores urbanos
para llegar al cielo en la vereda;
pero qué nos importan, amor
las clasificaciones ajenas
las cartografías comunes.

Rodamos a los tumbos 
sobre nuestros desniveles
juntos
para patearle el tablero al laberinto.

miércoles, 7 de diciembre de 2011

desierto, oasis

las preguntas simples, repetidas
dentro del desierto corren con el viento hoja
al viento: sol
al viento: agua
la cancion posee una sola dependencia
cuantas cortinas, cuantas comidas, cuantas casas
se darán baños de ternura y amor

la arena punza
cotiadamente restriega sus peqeños filos
y en el dia tras dia tras dia del oasis
apaga el agua
desenfoca la sed

la tormenta no ceja nunca
en la atraccion al espejismo
el salto en largo

si permanecer en el dsifrute nos hastía
¿qe sangre correrá entonces?
¿cómo renacer después de las certezas?
¿había sido superada la etapa de la guerra?

camino sola por el centro de la aldea trashumante
todo me parece igual que siempre.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

El Amor Sutura

Acabo de levantarme
de mi cama de una sola plaza.
Escribo, disfruto el mate
cómoda con mi remera vieja
y una bombacha negra.

Ebria de laureles
el gris de esta mañana
es puro significante.
En estas primeras batallas
la otra y yo
hemos vencido a mi ella,
a la niña rota.
Después de la dulzura compartida
él, apacible, ronca.

Yo lo escucho, escribo 
enamorada remera,
bombacha sonriente,
permito que el amor 
suture las grietas de mi casa.

martes, 29 de noviembre de 2011

lunes, 21 de noviembre de 2011

Tomate, queso y albahaca

Media vuelta desde las estanterías
profundos cementerios de palabras
y otra media vuelta desde afuera:
así nació un yuyito el día
en que las baldosas rotas
lloraron con mas fuerza las veredas

El sol lo fue convirtiendo en dromedario
español sureño interoceánico
un yuyo dromedario traslada en su joroba:
una vestal postmoderna,
conocedora del arte de pasar desnuda
por detrás de los manteles de las tiendas;
al miembro mas ungido de la francia
en la canción de la sal y las palabras;
y algunos castillos de naipes del oasis.

Descubre en el paso acompasado
que las emociones chorrean el paseo
y los abrazos enjaulados en almohadas
se han soltado, vibrantes
joyeros de caras, tobillos, cuellos.

El yuyo dromedario evita aquel recodo
el ceño adusto que se quede Nietzsche,
quieto, no sabe saberlo
al matiz luctuoso, perimido.
Camina mientras tanto el humo frito,
el mercado de sandias ofrendadas a los árboles
pisa entre la turba sangre y gritos y amarillo
jesús de maceta coronado en un osario
verdeo tras la esquina de una plaza.

Otro brazo se les carga
y en la espalda no les pesa
ni cien besos ni caricias más lejanas

Sus lenguas hablan en la puerta
la piel descubierta que descubre
la existencia de oquedades sin ausencias
y el temblor no de espanto y si de goce

Es que el yuyito de hace días se crecía
alegría del placer en el perfume dromedario
endulzado carnaval, albahaca fresca.




(Al llegar la noche caímos en la cuenta: con tanta albahaca, tomate y amor queso, estábamos al horno).

lunes, 14 de noviembre de 2011

La Secta del Verde Botella.

Chupa a las víctimas en Cañada y Bulevard
muestra preferencia por los niños
pletóricos estudiantes de la zona:
vemos sus brazos jóvenes
aferrados a los troncos de las tipas.
Las ofrendas semisólidas adornan los santuarios
¿Qué pedidos tendrán las oraciones
brotadas desde adentro de las tripas?
El culto al árbol
llega montado en el último chancho
del monte de la mas simple Venus
animal sobreviviente
como las cucarachas y las ratas
a las salsitas de “Che Pelu”.

domingo, 13 de noviembre de 2011

si no es amor le pasa raspando


Que me veo
me vengo viniendo

si no es amor
le pasa raspando

raspando el miedo
amor
raspando el nudo
que ata las fotos
potencia y acciones
cruza de razas
lo ideal vs gozo

(anoto de nuevo:
que armonía
la de los cuerpos
cuando entonan
desde el mismo oído)

se me acurruca el mundo
me derrumbo en vos
luego el oasis
que nos envuelve
muta
el moño será
individual ruta al suelo
o el lazo de entrega
mi unión a tu espejo

no cuento casilleros
gor
no puedo contarlos

que me vengo viniendo
cielo
me veo amor
desde tus manos.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

El signo dice que el oasis es un espejismo

Según el flujo usado para analizar el signo
el laboratorio dirá centauro o tríada.

Picarse con la cola rauda y huir sobre los cascos
soberbia centaura
por que durante el triángulo de Peirce
(ella, yo, la otra)
no tengo interpretante
de ninguna necesidad desesperada:
nosotras jamás estamos solas.

La muerte cotidiana nos acoge entre los cascos
ni mediante la ciencia o la magia
el otro es un señuelo
una ansiedad del encuentro adocenado
clavado en los filos de nuestras rabiosas.

Nosotras hemos vuelto
a saltar la soga al signo
(y tenemos la pésima costumbre
de agarrar la soga por el medio
antisocial modo de jugar los juegos)
saltamos las luces del discurso
al reflejar su color sobre el asfalto:
el cielo claro está sobre el desierto. 

Yo me vaticino desde laotra desierto a ella

vertice 1 veo
actúa un cuerpo
enredado pelo bajo tu mano
¿Quién retoza “mientras tanto”?

vertice 2 veo
cierro los ojos
a las ajenas lenguas
vivas o muertas

veo vertice 3
aparto la mirada
del pragmático mecanismo
incomprobable

no se donde reside la dulzura
en esta falacia del triángulo
pero ya sucede
llegar al limite zodíaco
al lugar donde la sangre busca
la sed de la semiótica intuitiva

es evidente que el discurso es falso

las elefantas necesitan de la selva
los osos no habitan en cálidas arenas
el oasis es un espejismo.

viernes, 4 de noviembre de 2011

Oasis


al Oso del Oasis
Es que tengo miedo, Amor
mis pestañas supurantes analizan tus pecas
la garganta picosa
no sabe modular el sable
no tolera la sangre ajena
hay kilómetros de incendio
y el agua que me invade es cada vez mas lejana;
entonces me pierdo entre los caminos
de tu cara dulce
del curvo fragor de los segundos.
En el mundo de los negocios
otra autómata
cierra la caída de la bolsa
en sus párpados enternecidos.
Duele ver la luz en estas lunas
cuando redoblamos las apuestas por la muerte
que atraviesan la ciudad como fantasmas.
Vuelan las canciones, Amor
bizarras son
huelo el peligro en el encierro
cruzándose demorado
demorado en el espasmo
el desujetado espejismo,
el avasallante amor de los cuerpos
¡todo es tan falaz en estas horas!
¡y tan endeble!
Y cuando te miro y me temo
me reflejo del castillo encantado
y me escapo de una delicia
que la burbuja...

Y te corro del espejo
y hay atrás
un señuelo verdeagua
un viejo iglú de pescador
que desconoce 
como llegan 
nadando
los salmones
pero espera
paciente
la migración.

domingo, 30 de octubre de 2011

Suena Zaz




Anoche ofrendaba
la mitad de mi sangre
a la silla vacía
que yo misma había
traído a la mesa.

Quería tu sonrisa
completando su creciente
bajo la marea pensativa
de mis tirabuzones.

Lo descubrí anteayer
al mirar tu cara
reconocí mi labio
y migas de alfajor.

Luego,
el espejo me entregó
riéndose de mí
un ajena sonrisa
musical contemporánea.

Ahora doy
una quirca de sangre
corazón
para escuchar tu latido.


Foto: I saw red, Patric Di Fruscia www.difrusciaphotography.com/.

jueves, 20 de octubre de 2011

Heráclito tiene razón

Descorché un romance
pensé que quizás actuaría
como la mezcla de maizena y agua
un fluido no newtoniano
sólido al recibir un golpe
flexible ante manos tiernas.

Al observar su movimiento
descubro que un líquido añejado
producto de procesos naturales
y engranajes químicos
corre por las grietas
de las copas falladas de fábrica.
Heráclito tiene razón:
no beberemos dos veces del mismo vino.

lunes, 17 de octubre de 2011

Descorporizada

Juego al ajedrez desde el área de seguridad
detrás del vidrio.
no tengo dónde digerir una cerveza.
Y si conjugo verbos en presente simple
es mas simple el verbo cuando todo se reduce
al ejercicio cuasi automático de trámites genitales
que no se repetirán.

Ahora quisiera tener un reflejo de coneja asustada
y aunque sea mover el hociquito para golpear la jaula
o dejar una marca de aliento en el vidrio
que otorgue buena fé a mi existencia.

Pero ni siquiera eso.
La luz me atraviesa
Anteayer te lo dije: no tengo cuerpo.

Huellas Sucias

Las mismas pegajosas gotas blancas
derramadas sobre el piso
de tantas ermitas distintas 
alrededor de la catedral
indican la procesión enfermiza de una vela
ahora cabo lloroso de grasa apagada.

Ese homenaje involuntario
confima lo certero de la luz eléctrica
para adorar altares.

domingo, 16 de octubre de 2011

¿Cómo convive el amor con el desprecio?


Al segundo inmediato despues del orgasmo
comenzaba el arduo trabajo
de tolerarlo.

En tantos años
jamás nos dijimos
cómo nos llamábamos.

Él
sabía coger
muy bien.

sábado, 15 de octubre de 2011

Presentación


Estuvimos con una "pequeña performance del Afecto" (textos, voz: Cecilia A. Olguín / Cuerpo: Analía Requena/ Piano: Sonia Villarreal) acompañando la publicación de nuestra amiga.
Luego, Ramiro Pros, joven cantautor cordobés, nos regaló sus letras y canciones. Y por último, la Cofradía de Heka, con un repertorio multicultural.
Bonita noche.

miércoles, 12 de octubre de 2011

Prevaricación.


(Del lat. praevaricatĭo, -ōnis).


1. f. Der. Delito consistente en dictar a sabiendas una resolución injusta una autoridad, un juez o un funcionario.


(RAE)

Fondo y figura

Una sombra apoya su ausencia en otra sombra

¿Donde nace la luz que elige perfilarlas así
ensombrecidas hasta el infinito?

jueves, 6 de octubre de 2011

Submarino

A Carolina N. Valdés.

El terrorismo de estado
en aquel momento
no pudo contra ella

actúa todavía
roba su memoria

busca su muerte
neurona por neurona.

Te llamo un taxi

Otro trámite.
Un formulario.
Estampar el sello.

No dormirás en mi oficina
cuando termine el expediente.

martes, 4 de octubre de 2011

El cambio de sentido

Los autos no pasan
suda la helada piel de la botella
quietas hojas colectivas señuelas de otro viaje.
Un perro mira la basura con miedo
frio el haz de luz que lo ilumina
cuando llegás a aquella esquina
el cementerio de invierno alquila una película
pasar puede ser paralelo a la caída.
Entonces
una mano mantiene abierta la puerta
la otra, aunque muerde sus uñas por cerrarla
mantiene pasarela
espera el semáforo
el cambio del sentido.
Aman el silbido del viento desierto.

lunes, 3 de octubre de 2011

Eliot y Pound

Las tijeras de Ezra Pound
 
EN UN ensayo titulado "Las tres voces de la poesía", Eliot alude a la conveniencia para el porta de "esos pocos amigos a cuyo juicio quizás desee someter la obra antes de darla por acabada". Pueden ser una gran ayuda, dice, sugiriendo una palabra o una frase que el autor no ha sabido encontrar por si mismo; aunque su mayor auxilio quizá consista en decir sencillamente "este pasaje no está bien". Eliot sabía efectivamente de qué estaba hablando por su experiencia con Ezra Pound, quien con sus cortes dio la forma final de La tierra baldía.
En 1971, Valerie Eliot, segunda esposa y viuda del poeta, dio a conocer el manuscrito en su forma original, dejando en evidencia las correcciones y supresiones hechas por Pound que alcanzaron casi la mitad de lo que luego se publicó. El manuscrito incluye diez poemas adicionales, de extensión variable que fueron retirados porque Pound los : consideró "superfluos".
Es sorprendente la humildad con que Eliot se sometió a las tijeras de Pound: incluso aceptó tachar partes del texto de las que se sentía orgulloso. En una entrevista con Donald Hall dijo: "Pound me indujo a destruir lo que, para mí, era un excelente conjunto de pareados, pues dijo “Pope lo ha hecho tan bien que difícilmente puedes hacerlo mejor, si pretendes que esto es una imitación, mejor olvídalo, pues no puedes parodiar a Pope a menos que escribas mejores versos que él, y éste no es tu caso". Agradecido, Eliot pensó incluir las observaciones de Pound como un prefacio de la obra, pero luego se inclinó por la famosa dedicatoria tomada de Dante: "A Ezra Pound, il miglior fabbro". Cuando entregó el manuscrito al coleccionista John Quinn, Eliot dijo que valía la pena "preservarlo en su forma actual sencillamente porque es la única prueba de la diferencia que la crítica de Pound determinó en este poema". Valerie Eliot declaró luego que su marido estaba de acuerdo en que el manuscrito llegara a publicarse: "No me beneficiará en nada —le había dicho—, pero desearía que la gente comprendiera la importancia de mi deuda con Ezra"

sábado, 1 de octubre de 2011

Ring Raje

Algunas ausencias tienen cartel
de clínica de rehabilitación
un tratamiento para salir del cuerpo de otro.

A veces es un espejismo tan falso
la decision de irnos
que fijamos timbres
junto a aldabas y campanas,
sobre los porteros eléctricos
bajo los intercomunicadores.
todos y cada uno
señalizados con luces de neón.
Así el otro cederá consciente 
al juego
de sostener un toque
una presencia.
Cuando eso sucede
y no contestamos
desantendemos
al otro y a una...

Quizas dentro de la épica urbana
del juego infantil postmoderno
los teclados epilépticos propongan los encuentros
probables, posibles
el cruce
de las autopistas virtuales.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Simplejo de superioridad vs. Lectura feliz, Cita de Gaston Bachelard.

"...podría decirse que el crítico literario, que el 
profesor de retórica, que saben siempre y juzgan 
siempre, tienen un simplejo de superioridad. En 
cuanto a nosotros, aficionados a la lectura feliz, no 
leemos ni releemos más que lo que nos gusta, con un 
pequeño orgullo de lector mezclado con mucho 
entusiasmo..."

Gastón Bachelard, La poética del Espacio.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Patrón de Espera


En los aeropuertos con mucho tráfico
los aviones rondan en el aire
hasta que los controladores
otorgan permiso para aterrizar.

La inversión forma parte de un acuerdo
que podría ser llamado cultural
si no fuera un negocio
en este caso de los aviones 
millonario.

jueves, 22 de septiembre de 2011

"A mi tío César Còrdoba, el gringo socialista", de Alejandro Heredia.

estoy muerto
me llamo César el muerto
 aunque mi nombre y otros pedazos
escaparon de la palabra seca
                  donde descansan mis huesos

la noche mirándome desde adentro
es como los días que miro desde afuera
la noche
sola
es más noche

golpeo desde la sangre
desde ésta soledad con agujas
golpeo
estás ahí adentro vos que sos yo?
estás adentro del pecho
golpeando
también
para éste lado del gris?

estoy abriendo una puerta que tiembla
una puerta sin marco ni umbral
estoy dejándola abierta para que mi soledad pueda irse
estoy abriendo una puerta
para que no entre nadie

golpeo a la muerte
con palabras vivas
escribo que estoy solo
con palabras más solas que mi soledad
cuándo estará entera ésta muerte?
cuando mis golpes caigan sobre los genocidas?
cuando mi soledad acompañe a treinta mil ausencias?

golpeo a la muerte
con la humilde resurrección que es mi verdad

que no diré nada importante nada nuevo
apenas
diré una lágrima
nada importante nada nueva
confío en que lo nuevo e importante
sean sus oídos libres

la soledad se ríe de las palabras
su risa es irremediable
e irremediablemente
nos quedamos solos
es que acaso hay otra forma de quedarse?

tal vez por eso no quiero estar aquí
tal vez por eso prefiero caer con alguien en vez de quedarme
tenemos que caer para estar juntos?
sólo en la caída somos luz?
será el fondo la respuesta?


que ésta soledad
me ama con su ojo izquierdo
pero me odia con su ojo derecho
y su incierta ceguera
no puede encontrar el equilibrio

les debo el último gesto
ése
que rompió mi sombra
para crear éste silencio.

ELALE. (Alejandro Heredia)

sábado, 10 de septiembre de 2011

Triple Raya

La cebra camina
entre las rayas grises
de la selva.
Si las bocas sólo sueltan las vocales
y las neuronas no siempre son amigas
mejor, simpático argumento, torcer
los labios para arriba
los ojos endulzados con la luna
cocear desnuda y alejarse.

Triple raya;
violeta insuficiente
cabernet bordó
línea luz.

Esa niña ajena asesinada en mi.

Ha partido desde mi memoria
camina por la tristeza
hoy, mi niña rota 
viene a conseguir escombros frescos.

y yo no tengo brazos para acunar su muerte

me falta el conjuro para alejar su espanto

cuando me habita
su desazon de víctima
demanda su parte:
su dolor antiguo me destroza el mundo

si, que alguien querido muera
si, que nos castiguen
que en definitiva
ella, yo y la otra
todas nosotras
siempre tendremos la culpa
de haber buscado
en aquel entonces

que nos quieran.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

¡¡iaaaaaa!! Pasate por la Feria creativa dentro de la Feria Oficial!!

en el patio menor del cabildo 
hasta el 21 de septiembre
 de lunes a sabados de 11 a 22 hs 
pero los domingos de 15 a 22 hs.
con la feria de ediciones independientes 
mostrando la otra vidriera: 
libros hechos por sus propios autores,
ediciones independientes, 
libros hechos a mano, 
encuadernaciones artesanales, 
libros con materiales reutilizados, 
poesías, fotografias.... 
te esperan!

mas info: http://libroson.blogspot.com

Romper el frasco de víctima

Mi nombre y yo
si vamos de la mano
comemos chocolate.
Pero a  veces la niña rota
hace de mi mirada cien encrucijadas
abre un paraguas para que caiga una lluvia
cenizas de aquello que arrasó mi casa.

El ratón de mi nombre pregunta
¿mi memoria vivirá
cuando yo integre sus paredes rotas?
¿Dónde quedará la emoción
si la niña muere?

Martillo con mi deseo el vidrio del paraguas
una emergencia que cuesta
serie tras serie  tras serie
de ejercicios emotivos:
estar en otro
presentar el cuerpo
receptar el mundo

Aunque el cuerpo
el otro
el mundo
sólo desplieguen 
ante mis ojos
fronteras de arena.

lunes, 5 de septiembre de 2011

Del trabajo a la casa


La radio acusa a la asamblea en el noticiero
el gringuito desparrama el queso en la pizza
con un seco movimiento de su camisa negra:
 “A la serpiente se la mata cortándole la cabeza
habría que bajar al gremio
no saben lo que es venir a laburar todos los días”

En la otra punta de la ciudad
ésas palabras continúan su movimiento en el viejo portero
dueño de la hora de entrada
cuando ve al empleado que está por llegar
cierra la puerta en su cara con una sonrisa abierta.

Adentro, la joven jefa obesa
que ha mandado redondear con uniformes anchos
los deseantes cuerpos de sus empleadas
sonríe conforme
pondrá media falta ante la llegada tarde
robará una moneda mas del trabajo ajeno.

Aunque los viejos compañeros
hablaron de la potencia transformadora del odio
no la siento activa todavía.

sábado, 3 de septiembre de 2011

Reincidencias

el costo en mordiscos
silencio
extrañeza
precio de la fascinación
por los espejos habitantes de otras pieles
histéricos haces de poder, 
falo y subversiones
cuyo reflejo me deslumbra

y

la muerte que cae
afilada en la piedra antigüa
sobre mi perra
tenazmente sedienta
seguidora de ausencias

con estas secuencias camino 
por el borde de la sangre
como si mirara por la ventana
la obligatoriedad externa
de devenir cadena
eslabón que me amarra 
al vacío perenne.

jueves, 1 de septiembre de 2011

Miedo, poema de Raymond Carver.

Miedo de ver una patrulla policial detenerse frente a la casa.
Miedo de quedarme dormido durante la noche.
Miedo de no poder dormir.
Miedo de que el pasado regrese.
Miedo de que el presente tome vuelo.
Miedo del teléfono que suena en el silencio de la noche muerta.
Miedo a las tormentas eléctricas.
Miedo de la mujer de servicio que tiene una cicatriz en la mejilla.
Miedo a los perros aunque me digan que no muerden.
¡Miedo a la ansiedad!
Miedo a tener que identificar el cuerpo de un amigo muerto.
Miedo de quedarme sin dinero.
Miedo de tener mucho, aunque sea difícil de creer.
Miedo a los perfiles psicológicos.
Miedo a llegar tarde y de llegar antes que cualquiera.
Miedo a ver la escritura de mis hijos en la cubierta de un sobre.
Miedo a verlos morir antes que yo, y me sienta culpable.
Miedo a tener que vivir con mi madre durante su vejez, y la mía.
Miedo a la confusión.
Miedo a que este día termine con una nota triste.
Miedo a despertarme y ver que te has ido.
Miedo a no amar y miedo a no amar demasiado.
Miedo a que lo que ame sea letal para aquellos que amo.
Miedo a la muerte.
Miedo a vivir demasiado tiempo.
Miedo a la muerte.
Ya dije eso.

domingo, 28 de agosto de 2011

Desvestirme de mi sangre

Nací durante una epifanía de domingo a la tarde
este hilo que soy no urde tramas.

Quien pudiera correr hacia el asfalto de tu mirada
habitar los silencios
como si un ciclope al obtener de regalo el ojo de dios
conservara en su seno
el amor y los dones
y desde su presente completo 
entendiera y explicara el ser individual
durante el mismo y complejo proceso


Pero duelo la capacidad para erosionar 
la campana de largada.
Resiento las cruces acodadas en mi espalda.
Temo que en breve
colocaré flores nuevas
sobre mi última lápida. 

Herramientas

Bien calibrados despues de tanto uso
el pluviómetro que marca lo que empapa el deseo
la báscula para saber cuanto pesa el afecto
el barómetro calcula la atmósfera de una noche

Nunca descuido el centímetro de costurerita
o el metro de carpintero
listos para medir cercanías

pero cuando llega el cuerpo al territorio
arrasa todas las marcas
un negro hermoso.

miércoles, 24 de agosto de 2011

Pagar

Pago, como siempre, pago
el precio de mantener incólumes los muros
dejar que sea el fantasma qien habite mis terrenos
impedir la entrada
a sangre y fuego

Se que vendrán solos los pasos
y que se iran, solos
a caballo de esta intensidad del cuerpo desbocado
que no soporta medianías
reconoce  la noche en el desborde
la desnutrición de los afectos
el poder del territorio
la piedra del discurso

hace mucho
que mis sábanas son de propiedad privada

no te darás cuenta del acto de entrega
qe he realizado
al levantar la barrera este centímetro

Alrededor, la alegría es un panfleto
Aprendo todos los días
lo qe genero cuando muevo una ceja
no pretendo olvidarme de tu cara dolorida
pero hay muertes qe necesitan velos quinquenales
y otras que suenan como la rotura de una taza

Como siempre mi angustia es la moneda
alto precio para el olvido
propio o ajeno.

miércoles, 17 de agosto de 2011

en una calle rota por epec

ladrido     memoria        identidad callejera
cuatro patas fuertes
vereda destruida
cavar hueco
guardar comida

quien sabe luego
quizás sobre hueso guardado
nacieron baldosas
asfalto post post post moderno

quien sabe luego
quizás negro callejero
sentirá panza vacía
pero aceptación de la cosas
recorrerá cavidades
menos protegidas

quien sabe luego
negro callejero
romperá uñas contra baldosas
encontrará carne bajo la acera

yo sé, luego
negro callejero
lamerá sangre floreciendo
de la vereda.

lunes, 15 de agosto de 2011

Naufragios


Un cuervo blandió sus alas muertas.
Primera señal.
Los secretos de las valvas tropiezan con el viento.
Segunda señal.
Las algas vencidas gimen al ser penetradas por las sombras. 
Tercera señal.
La mortaja de las dunas acaricia las bahías.
Ultima señal

Ausentes de timón, encadenados a las anclas
surge una escuadra de barcos cegados
que jamás han navegado.
Los completan la ausencia y el destierro.

A babor, otros despojos mordisquean los navíos.
En los mástiles erguidos ondea una bandera,
trapo inútil para navegar tormentas
diluyen el camino hacia el buen puerto.

Lo sabemos. No se lo diremos a ella.
La que busca todos los días en la arena.
La que escribe
“arrásame las escolleras”. 

sábado, 13 de agosto de 2011

Las Ciudades Invisibles, de Italo Calvino.

"...   En Ersilia, para establecer las relaciones que rigen la vida de la ciudad, los habitantes tienden hilos entre los ángulos de las casas, blancos o negros o grises o blanquinegros, según indiquen las relaciones de parentesco, intercambio, autoridad, representación.   
       Cuando los hilos son tantos que ya no se puede pasar por en medio, los habitantes se marchan: las casas se desmontan; quedan sólo los hilos y los soportes de los hilos. 
       Desde la ladera de un monte, acampados con sus enseres, los prófugos de Ersilia miran la maraña de los hilos tendidos y los palos que se levantan en la llanura. Y aquello es todavía la ciudad de Ersilia, y ellos no son nada.
       Vuelven a edificar Ersilia en otra parte. Tejen con los hilos una figura similar que quisieran mas complicada y al mismo tiempo más regular que la otra. Después la abandonan y se trasladan aún más lejos con sus casas.
       Viajando así por el territorio de Ersilia encuentras las ruinas de las ciudades abandonadas, sin los muros que no duran, sin los huesos de los muertos que el viento hace rodar: telarañas de relaciones intrincadas que buscan una forma..."

"Las ciudades y los intercambios. 4" del libro "Las Ciudades Invisibles", escrito por Italo Calvino.

lunes, 8 de agosto de 2011

Santiago de Chile 2011


Abri la caja de mi madre desde abajo

Creó un chal con puntos de culpa 
por algunos abandonos anteriores. 
El hilo alegre y afectado aún, 
tejido con ese extraño punto
colorea los cuerpos que recubre.
Llegó hasta mi en una caja.

Cuando la llamé 
fascinada por la presencia dulce
me enteré que había intencionado un orden 
primero las palabras documentadas
luego una manta de viaje y recién 
al último el echarpe 
que yo estaba esperando.


Pero su orden de cosas fue movido
su intencion desajustada una vez mas:
yo abri la caja de mi madre desde abajo.


Esta vez pudimos reirnos las dos. 
El hilo no se corta
por mas que a veces abandonemos el tejido.

sábado, 6 de agosto de 2011

Nevar

A construir muñecos de nieve
aprendemos a través de los inviernos
aunque la dulzura de los copos arrincone al frío
y la belleza de su estructura nos conmueva
sobre el hielo crece musgo, tundra

si hasta la zanahoria esta muerta
inutil esperar la primavera
centrifugás nevándote.

jueves, 4 de agosto de 2011

La Culpa, texto de Laura García del Castaño.

De vez en cuando un nudo en las cuerdas vocales
Restos de un misil en las entrañas de los ojos
Coserse las heridas con un hilo tristísimo.
Fijar la mirada en el retrovisor del pasado
y quedar con la boca mordida por un perro
con cicatrices donde nadie hubiera imaginado pozos.
Si pudiera dejarme sobre la mesa
como dejo una llave,
enterrarme en la tierra de las plantas.
Si pudiera llamarme Juan
pero hay demasiados Juan
Uno que pide limosna, otro que pone la mesa,
otro que va a la guerra a lustrarse las heridas
o apoya su oído en la pared para sentir la música.
Si pudiera bañarme con la ropa puesta.
Arrancar la sangre eficazmente edificada.
De vez en cuando vivo en este castillo de arena
me revuelco en las extremidades de los días,
o caigo con un solo hueso hundido
o calco tu mano deshecha en la mía.
Si pudiera levantar el error como levanto una piedra,
llevar la piedra y el error hasta el río,
aunque no hay río en el desierto, que nada ha leído
de la piedra y éste error.
Abrirme por la espalda y rellenarme yo sola,
De pura loca ausente, de pura muerta perdida.
De vez en cuando la viga en el ojo.
Esto de quebrarse al ras como una uña al borde de la carne.
Esta es la culpa que todos miran y hablan de cerca
pero están lejos,
del otro lado del río y de lo trágico.
Si pudiera huir de a pedazos,
pero no soy una muñeca de trapo mordida por un perro
aunque sí me duelen las costuras con hilo tristísimo
y llevo la culpa que todos miran
aunque no pueda dejarla como dejo una llave.
Tampoco me llamo Juan,
pero a gritos lustro las heridas de guerra
y llevo un misil,
donde nadie hubiera imaginado pozos.


De La palabra sembrada 2011

Laura García del Castaño es cordobesa. Escribe regularmente en el blog http://lapalabrasembrada.blogspot.com/

Aperturas

la mañana conjuga su sonido con tiempos profundos
todo resulta tan claro 
me contengo para no cerrar las ventanas.

Un marco compone tristezas
al saber a ciencia cierta que mi cama es ajena

La luna de un espejo
vomita la imagen que fue trazada inutilmente

El té de las magníficas mujeres para las que no deseo taza
abrió una ventana al poniente

un Aleph se ha creado en aquel rincón de su escritorio que extraña mi número

el gusano del egoísmo antiguo me corroe
logra por un momento recortarme

es todo como siempre tan oscuro que de nuevo aclara

destrozo la persiana, corro la cortina, rompo los vidrios
regreso al locuaz silencio amarillo

soy sola.
Ahora lo recuerdo
jamás lo olviden.